Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Consejos espirituales’ Category

ImagenLe preguntaron a Jesús ¿cuál era el principal mandamiento? Él respondió que era amar a Dios por sobre todas las cosas, luego le preguntaron ¿cuál era el segundo mandamiento más importante? Él respondió: Amar a tu prójimo como a ti mismo.

Soy el pastor de una Iglesia pequeña que hace menos de un año inició actividades; al ser una iglesia naciente contamos con recursos limitados, pero aun con esta realidad, iniciamos manteniendo un principio fundamental como nuestra razón de existir: “Siempre destinaríamos la mayor parte de recursos que obtuviéramos, para proyectos de ayuda social”… ¡Aquí comenzó el problema!

Hubo mucha gente que me preguntaba ¿cómo haríamos para sobrevivir con la menor parte de nuestros escasos recursos financieros? Debo confesar que me sentía triste hasta cierto punto, pero entendía que estaba haciendo algo en contra de una realidad que para vergüenza de la Iglesia cristiana la resumo:

“Las ofrendas que como hijos de Dios de todo corazón se entregan a las Iglesias para que el liderazgo las utilice de la forma más sabia posible, lastimosamente, la mayoría, se utilizan para satisfacer las comodidades de pocos (los que están dentro del culto), pero no para ayudar a las necesidades de muchos (los que están fuera de las paredes de nuestra Iglesia)”. Si tú le preguntas a tu Pastor o líder que te muestre dónde se están invirtiendo tus ofrendas y él no tiene la necesidad de salir del Templo para mostrártelas… ¡Hay un serio problema!

Con la excusa de que “la necesidad más importante que una persona tiene es la de escuchar el mensaje de salvación” (que por cierto, comparto que es la necesidad más importante), como institución responsable de mostrar el amor de Dios, hemos olvidado que el amor al prójimo debe mostrarse CON PALABRAS Y ACCIONES; si no estamos de acuerdo en esto, pues entonces hay que borrar pasajes como Santiago 2:15-16 “Supongamos que un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario, y uno de ustedes les dice: Que les vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse; pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso?”… O las palabras de Jesús en Mateo 25 cuando afirma que lo que se hizo por los pobres, hambrientos, enfermos y necesitados es como si hubiera sido hecho directamente a Él.

Con la excusa de que “pobres siempre habrá en el mundo”, como institución nos hemos dedicado a llenar la mente de nuestros feligreses con sabiduría bíblica (La cual no estoy despreciando sino que la fomento) ¿pero de qué servirá tanto sabio dentro de la pared de la Iglesia, si cuando ve a alguien en necesidad no le extiende su mano? ¿De qué sirve conocer todos los misterios, si el amor no se muestra dándole oportunidad de estudio a un niño de escasos recursos? ¿De qué sirve tanto líder, pastor y maestro si no seguimos el ejemplo de Jesús quien no sólo enseñó, sino que también sanó y alimentó a multitudes? Siempre habrá pobres en el mundo, pero que no sea por la negligencia de la Iglesia en nunca hacer algo para aliviar la necesidad de quienes tiene a su alcance, abriendo sus arcas para que los recursos encuentren las manos del más necesitado.

Con mucho orgullo puedo decir que a la fecha, en nuestra pequeña Iglesia la Comunidad, hemos destinado cerca del 72% de todos los recursos que hemos obtenido para ayudar a orfanatos, personas de escasos recursos, personas sin empleo, ancianos, personas con diferentes discapacidades, entre otros… El día de hoy, ese porcentaje es mínimo, pero con la ayuda de Dios, poco a poco podremos ayudar más.

Existimos para mostrar el amor de Dios con palabras y acciones, existimos para aliviar las cargas de los más necesitados, existimos para amar al prójimo, así como nos amamos a nosotros mismos.

Carlos Márquez

@carlos_mrqz

Anuncios

Read Full Post »

ImagenUn árbol de manzanas ofrece como fruto manzanas, un árbol de naranjas ofrece naranjas, un árbol de peras ofrece peras, y así podríamos seguir mencionando aquel fruto que identifica la especie de diferentes árboles del reino vegetal. ¿Cuál debe ser el fruto característico de un hijo de Dios, de alguien que ha nacido de nuevo, de alguien en quien la semilla espiritual que es Cristo, ha sido sembrada?

“Pues como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta” (Santiago 2:26)

¿Qué caracteriza la vida de un VERDADERO hijo de Dios? Según Santiago, sería una vida con fruto evidente de obras de justicia.

Hay dos cosas que NO ESTOY afirmando con esta frase:

–      No estoy diciendo que hay que sumarle obras a la confianza en el sacrificio de nuestro Salvador Jesucristo. Eso sería sumarle un esfuerzo humano a algo tan completo como la obra perfecta de Jesús y sería tan inútil como intentar alumbrar al sol con una candela.

–      No estoy diciendo que toda persona que hace buenas obras es un verdadero hijo de Dios, eso sería como afirmar que todo lobo vestido de oveja es una oveja verdadera, o que todo lo que brilla es oro.

Lo que sí estoy diciendo es que la evidencia infaltable en la vida de una persona que YA HA NACIDO DE NUEVO, es un deseo ardiente de dar fruto espiritual en su vida, y como resultado, a su tiempo, el hijo de Dios da fruto y demuestra que su fe no está tan muerta como un cadáver en el cementerio.

¡No existe tal cosa como un hijo de Dios sin fruto espiritual, sin obras de justicia! ¡Eso es tan ilógico como decir que un ser humano está vivo cuando no muestra signos vitales! Así como un bebe al nacer llora, así un hijo de Dios, en quien ha nacido una vida espiritual da como fruto obras de justicia pues eso es lo que nace de él, eso es lo que desea, eso es lo que lo quema por dentro; vivir como Cristo vivió, caminar como él caminó, imitar su ejemplo, seguir sus pasos, ser su discípulo, ser como Él.

Según el fruto en tu vida, ¿Podrías decir que la semilla de la confianza en Cristo ha sido sembrada y ha germinado una naturaleza espiritual dentro de ti? Si este no fuera el caso, no corras a hacer obras para convencerte de lo que hay dentro de ti; corre a los pies de Cristo, quien hará que en tu vida germine la vida espiritual que produce naturalmente obras de justicia.

Carlos Márquez

@carlos_mrqz

Read Full Post »

(15) 15-07-2013 - Viendo amor entre la opulenciaEl Papa Francisco, de origen argentino, humilde en su procedencia y carismático a la hora de hablar, esta semana mencionó una frase que llegó hasta el fondo de mi corazón: “los líderes sacerdotales deberían dar ejemplo de vida humilde en una sociedad con tanta pobreza”. Me pongo de pie y aplaudo sus palabras; ¡comparto su posición al cien por ciento!

Los líderes religiosos, estamos llamados y debemos ser los primeros en dar el ejemplo de humildad y austeridad en un mundo en donde existe tanta desigualdad económica y en el cual las personas mismas que asisten a la Iglesia están sumidas en la pobreza, víctimas muchas de ellas, de la difícil situación en la que como sociedad vivimos.

No estoy en contra de que los líderes religiosos tengan comodidades. Yo mismo tengo un vehículo que está a punto de cumplir una década; pero encuentro algo contradictoria la visión de amor al prójimo que se enseña desde los púlpitos, cuando veo asistentes en las iglesias ofrendando de lo poco que tienen por la venta de fruta en una esquina de la ciudad, y al líder religioso subiéndose a su camioneta nueva de 38 mil dólares.

Pienso que hasta cierto punto puedo ser demasiado radical, o quién sabe si demasiado ingenuo, o posiblemente un poco lunático; pero ¿no hubiera sido mejor si el líder que profesa amor al prójimo, hubiera comprado un vehículo de la tercera parte de ese precio (Todavía hubiera sido un carro nuevo) y utilizar el restante para satisfacer las necesidades de algunos miembros de su propia Iglesia? No estoy diciendo que los líderes tenemos que costearle el internet a los miembros de la Iglesia, o que le paguemos la cuenta del iphone que ya no puede pagar, o que le arreglemos el desastre financiero que posee por querer llevar una vida más allá de su realidad. Estoy hablando de ayudarle a nuestra familia espiritual con las necesidades que tienen por la situación difícil de nuestro país.

¿Acaso no fue ésta la vida que Jesús vivió y la que vivían los discípulos luego de su muerte? ¡Cuando Pedro tenía, la comunidad tenía y a nadie le hacía falta nada; esto es en lo que creo! Si la Iglesia tiene, cada miembro de la Iglesia tiene y a nadie la falta nada. Si la Iglesia tiene, la comunidad alrededor de ella tiene y a nadie le hace falta nada. Si la Iglesia tiene, puedes estar tranquilo, pues si un día te ves en necesidad, tu Iglesia velará por ti. De eso se trata amar al prójimo, de mostrarle el amor de Dios con verdaderas acciones.

Puede ser que sea demasiado radical, ingenuo, o lunático, pero estoy cansado de ver a mi alrededor gente con necesidades de comida, familias enteras sin agua potable, luz eléctrica, sin educación formal, ni zapatos; y los domingos ver las iglesias guiadas por líderes vestidos con sacos de diseñador. ¡Me cuesta ver el amor entre tanta opulencia! ¡Me niego a ser el líder de una Iglesia así!

Read Full Post »

(11) 11-06-2013 - Luz en mi caminoHace un par de noches me levanté de la cama para ir hasta la cocina a traer algo de comer (No es raro en que sienta hambre a horas extravagantes); por consideración a mi esposa que dormía profundamente a mi lado, decidí no encender la luz, y dirigirme por la casi nula visibilidad que me permitía tener la luz que venía desde las ventanas; el resultado: ¡Casi muero al estrellarme con la cabeza en el marco de la puerta del cuarto!

Viendo hacia atrás, me pregunto ¿qué fue lo que realmente salió mal? Yo conocía las dimensiones de mi cuarto, sabía exactamente dónde estaba ubicada la puerta, no había obstáculos mortales en mi camino, sin duda mi conclusión era la correcta: No necesitaba mucha luz para movilizarme en este ambiente tan familiar para mí. Lastimosamente no contaba con algo que estaba fuera de mi control: El viento, en algún momento de la noche, había empujado la puerta solamente unos centímetros que fueron suficientes para que esta bloqueara mi camino y hacía necesario que yo necesitara más luz para conocer esta nueva realidad. ¡Qué sencillo hubiera sido si solamente hubiera encendido la luz aunque fuera unos segundos para que me iluminara el camino y pudiera guiar mis pasos!

Piensen en esto unos segundos: En nuestra vida, muy pocas cosas son predecibles; no podemos estar seguros de nuestra salud, no podemos estar seguros de nuestra situación económica a futuro, no podemos estar seguros del clima, no podemos estar seguros de algún desastre natural.. bueno, según el dicho popular, las únicas cosas seguras en nuestra vida son: la muerte y los impuestos, éstas dos todos las sufriremos, eso es lo único seguro.

“Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero” (Salmo 119:105) Este pasaje metafóricamente hablando, refleja una de las grandes verdades de muchas de las personas a mi alrededor: Es sorprendente la forma en que muchos caminan a oscuras por la vida, dándose de golpes con toda clase de situaciones que se les presentan diariamente y no se toman el tiempo de encender la luz que les pudiera ayudar a iluminar su camino y guiar sus pasos: La Biblia.

Veo cientos de matrimonios que caminan con la luz de los consejos de amigos, revistas, programas de televisión, etc. Crían a sus hijos según lo mejor que les da su buen juicio, experiencias de sus abuelos y amigos, consejos de otros padres, etc. Miles de personas se manejan financieramente según la luz del mercado, las condiciones sociales, el consumismo, etc. No digo que todas estas cosas son necesariamente malas, pero vamos, ¿quién teniendo una lámpara para iluminar una noche oscura se deja guiar por la luz de una luciérnaga?

Abra su Biblia, léala, estúdiela a conciencia, dese cuenta de la cantidad de golpes que se hubiera evitado en la vida, y aproveche la oportunidad que tiene de no volver a caminar en tinieblas nunca más.

Si quieren un programa de estudio diario de La Biblia para leerla en 6 meses completa, sígannos en la Fan Page de la “Iglesia La Comunidad” en esta dirección: http://www.facebook.com/IglesiaCristianaLaComunidad

Carlos Márquez

@carlos_mrqz

Read Full Post »

(10) 03-06-2013 Me están saliendo mal las cosas21 años de mi vida los pasé viviendo sin dirección, nunca fui de los peores, pero tengo cientos de anécdotas que calificarían como delitos menores. Sin embargo, un día, todo en mi vida dio un giro dramático pues conocí a Dios y rápidamente luche por enderezar mis caminos lo mejor posible. Solía pensar que ahora que estaba tratando de hacer las cosas bien, me iba a ir mejor en la vida y gozaría de ciertos “privilegios y favores divinos”, algo así como que si de repente Bill Gates me adoptara en su familia, le podría decir adiós a cualquier problema económico. Por sugerencia de mi líder espiritual, en 3 meses leí La Biblia completa, y en ella hubo ciertas enseñanzas que me dejaron muy marcado y me ayudaron a crecer y madurar lo suficiente para lo que Dios tenía preparado en los siguientes meses de mi vida: Una gran tragedia familiar…

Aprendí una verdad que me ayudó muchísimo en esa etapa de la vida: A un hijo de Dios le pueden suceder tragedias, puede sufrir un asalto, puede hacer un mal negocio, puede sufrir una enfermedad grave, un hijo puede tomar un camino equivocado, y así sucesivamente…esa es la realidad de La Biblia, aunque a muchos cristianos no les guste aceptarla. Pregúntense esto: Si al hijo de Dios todo le tiene que salir bien en la vida, ¿adónde cabría Pedro, quien fue crucificado boca abajo? ¿O qué hay del apóstol Juan quien vivió hasta el último de sus días exiliado? ¿O qué tal Pablo, quien acabó preso y con un aguijón en la carne que no dejaba de hacerle sufrir? Si sostenemos que al cristiano nunca le pueden salir las cosas mal, tendríamos que decir que por los sufrimientos que tenían, ellos no califican como hijos de Dios, ¡pero vamos! ¿Quién se atrevería a hacer semejante afirmación?

¿De qué sirve ser cristiano entonces? Les comparto algunos de los pasajes que me ayudaron a responder esa pregunta: “Todas las cosas son para el bien de los que aman a Dios”… (Romanos 8:28) / “El oro, aunque es perecedero, se purifica al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser purificada por las pruebas, demostrará que es digna de aprobación”… (1 Pedro 1:7)

¡Al hijo de Dios las pruebas y las aflicciones lo fortalecen emocional y espiritualmente!

Cuando un niño es dejado por sus padres el primer día del kinder, el padre sabe que le está haciendo un bien, aunque para el niño el mundo se ha derrumbado por completo y llora como quien no hubiera mañana y sus padres lo hubieran abandonado para siempre. Un padre que ama a sus hijos y quiere lo mejor para ellos tiene dos opciones:

1. Nunca lo lleva al kinder para evitarle ese sufrimiento momentáneo a su hijo.

2. Permite ese sufrimiento momentáneo porque sabe que al superarlo, su hijo habrá madurado y aprendido una lección importantísima: ¡Nunca fue abandonado!

¡A un hijo de Dios le pueden suceder situaciones adversas, tragedias familiares, problemas económicos, problemas en el trabajo, problemas de salud, y eso no quiere decir que han sido abandonados por Dios!  Eso sí, queda en cada uno de nosotros aprender la lección que Dios nos quiere enseñar con cada prueba, pues la única manera de disfrutar de la vida, es cuando salgo adelante en mis sufrimientos pasajeros, así como la única forma de disfrutar el kinder es dejando de llorar sin causa justificada!

 

Carlos Márquez

@carlos_mrqz

Read Full Post »

(9) 27-05-2013 - A mi manera

Jesús tenía la santa intención de que la gente lo reconociera como Rey de Reyes y Señor de Señores, como administrador y mercadólogo que soy tuviera una genial y al mismo tiempo ridícula sugerencia que hacerle a Jesús; le dijera que hiciera un milagro de aquellos que deslumbren a media humanidad desde el principio de su ministerio, una proesa de aquellas que te garantiza un lugar en las portadas de todos los periódicos, así probablemente tuviera una publicidad de boca en boca que hubiera garantizado que miles llegaran a escucharlo hablar. Transformar piedras en panes y darle de comer al pueblo de Israel seguramente hubiera logrado dar mucho de qué hablar, entonces, ¿por qué no hacerlo?

Contrario a mi sabiduría que proviene de las aulas universitarias, Jesús no quería que la gente lo reconociera como rey por los milagros que hacía, sino por quién Él realmente era. ¡Él es rey no por lo que Él hace, Él es rey porque es Dios! Si se hubiera inclinado a seguir mi consejo y hace las cosas A SU MANERA y no siguiendo el plan de Dios, entonces la cruz no hubiera logrado lo que en realidad logró para nosotros. Él nos enseña que hacer las cosas como Dios pide, siempre será lo mejor que podemos hacer para nuestras vidas y por el contrario, hacer las cosas a nuestra manera, es la receta segura para el desastre.

En mis años de pastor, he visto cientos de casos de personas que chocaron contra la pared una y otra vez y aún así, sabiendo que al no seguir en consejo de Dios para sus vidas podrían volver a fallar, siguen chocando contra la pared porque no toman en cuenta a Dios para decidir cómo manejar sus vidas. ¿Cómo manejas tu matrimonio, a tu manera, o a la manera de Dios? ¿Cómo manejas a tu familia, cómo Dios quiere, o cómo tú quieres? ¿Cómo vas a llevar tu relación de noviazgo, cómo Dios manda, o cómo tú quieras? ¿Cómo manejarás tus finanzas, a la manera de Dios, o a tu manera? En pocas palabras intento que llegues a una conclusión: Si estás manejando estas y otras áreas en tu vida a tu manera, sin seguir el consejo de Dios, puedo decirte con toda seguridad que muy pronto estarás buscando ayuda porque habrás chocado contra la pared en alguna de las áreas que mencioné (sino es que en todas).

En la Biblia, la Sagrada Palabra de Dios, está la dirección que necesitas para tu vida. Hazte un gran favor en la vida, ponte los pantalones y comienza a hacer las cosas a la manera de Dios si quieres que te vaya bien en la vida.

 

Carlos Márquez

@carlos_mrqz

Read Full Post »

Imagen¿Cuáles de las siguientes tareas son espirituales?:

a) La oración     b) El ayuno     c) Leer la Biblia     d) Reciclar     e) Ahorrar agua

Si para ti las primeras tres son espirituales. Formas parte de la mayoría de personas que ven en tareas como; ahorrar agua y energía eléctrica, el reciclaje, no comer huevos de tortuga, y otros; tareas que no tienen mucho de espiritual por no aparecer directamente en la Biblia. Pero déjenme decirles algo: A mi juicio, todas las tareas de la lista anterior son mandatos de Dios para nuestras vidas y por lo tanto el cumplirlos, implican crecimiento espiritual.

En el libro del Génesis se le entrega al ser humano la tarea de administrar la tierra. Déjenme poner este ejemplo: Cuando alguien es dueño de una empresa y contrata a un administrador, el dueño espera que el administrador utilice los recursos que se le confíen como si fueran suyos propios, y que con ellos produzca más de lo que anteriormente tenía. Un buen administrador hace precisamente eso, ¿cierto? Pues bien, dado que Dios nos ha nombrado administradores de SU creación (énfasis en SU), él espera que la utilicemos sabiamente y que se la entreguemos en mejores condiciones de las que tenía al momento de recibirla… ¿Creen que Dios estaría satisfecho con la tierra que le entregáramos al día de hoy?

Gracias a las Redes Sociales la gente celebra días que antes ni sabía que existían, ¿el día de la tierra? Ni yo sabía que existía hasta hace un par de años. Pues bien, el día de la tierra fue precisamente hoy y para el momento en que me encuentro escribiendo este artículo, está a punto de terminar, pero saben qué, ¡la tierra no ha terminado! Se está terminando eso es completamente cierto, pero todavía no ha colgado los guantes, y es responsabilidad nuestra que ella todavía pueda luchar un par de años más.

Si celebramos este día o no realmente no me preocupa tanto, lo que si me interesa es que tomemos manos a la obra y cumplamos este objetivo: Dejar la tierra en mejores condiciones de las que encontramos. ¿Cómo podemos hacer esto?

Por supuesto que mis acciones no van a reparar el agujero en la capa de ozono, pero háganse un enorme favor y no lo sigan haciendo más grande, no sigan botando basura en las calles para que luego terminen en ríos y mares, ahorren agua y energía (que para su información no son eternas), ahorren combustible y de ser mejor ¡CAMINEN! Así de paso botamos unas libritas de más, recojan periódicos y otro papel y llévenlo donde lo compran para que vuelva a ser usado y no sea necesario cortar más árboles, en fin, tal vez tus acciones no detengan el Calentamiento Global, pero te aseguro que no lo seguirá incrementando.

¿Qué vas a comenzar a hacer?

Carlos Márquez

@carlos_mrqz

Read Full Post »

Older Posts »